Más noticias

― Publicidad ―

spot_img
InicioActualidadGrupo Técnico del agua zona norte de Córdoba

Grupo Técnico del agua zona norte de Córdoba

Tercera Reivindicación

La Etap en la Colada:

En el Real Decreto 3/2023, de 10 de enero, por el que se establecen los criterios técnico-sanitarios de la calidad del agua de consumo, su control y suministro, en su artículo 7 expone:

“Concienciar en mayor medida a los consumidores sobre las implicaciones del consumo de agua de grifo, un mejor conocimiento de la información pertinente y una mayor transparencia, aumentará la confianza de los ciudadanos en el agua

que se les suministra y en los servicios relacionados con el agua, y conducirá a un incremento del uso del agua del grifo.”

¿Desde Emproacsa, Diputación y gobierno central, creen de verdad que la gente va a confiar en beber agua de grifo con lo que se está viendo que sale por ellos? ¿Creen de verdad que van a confiar en beber de esa agua en la actualidad sin analíticas completas que lo corroboren? Más si cabe, en un futuro con la mezcla de

aguas de Sierra boyera y Colada, sabiendo que éste ha recibido aguas fecales durante años y que no se va quieren poner una etap con procesos modernos como microfiltración y ósmosis inversa para tener esa seguridad de tener agua potable de

calidad y no como lo llamamos los técnicos de la zona norte, “mierda diluida”.

Y es que no podemos obviar que la zona de los Pedroches es una zona ganadera, que genera residuos en sus explotaciones, y que por escorrentías de aguas torrenciales, cada vez más frecuentes, van a llegar en un tanto por ciento al agua de arroyos y ríos, y

al final al embalse, por mucho que se cumpla la normativa, y se intenten controlarlos por parte del ganadero. Es algo que este grupo técnico tiene asimilado. Si a esta contaminación, se le añade el mal funcionamiento de las estaciones de depuración de aguas residuales “Edar” e incluso su no existencia, tenemos la tormenta

perfecta («contaminación puntual difusa”) para que el embalse de la Colada se llene y exceda de componentes químicos mezcladas con el agua, que hay que eliminar para hacer a esta última apta para el consumo humano. “Las principales fuentes de contaminación puntual del agua son las estaciones depuradoras

y de tratamiento de aguas residuales, mientras que en el caso de la contaminación difusa las principales fuentes son las actividades agrícolas y las centrales eléctricas alimentadas con combustibles fósiles (a través del aire).” European Environment Agency : Agencia Europea de Medio Ambiente”. Dichos componentes químicos se deben eliminar “in situ”, es decir en una etap en la Colada, evitando así el transporte de un agua que de haber fugas puede mezclarse con aguas superficiales y subterráneas de la zona.

En el Real Decreto 3/2023, de 10 de enero, por el que se establecen los criterios técnico-sanitarios de la calidad del agua de consumo, su control y suministro, en su artículo 5, apartado 3, sobre “calidad de agua de consumo” expone: “Las medidas que se adopten para el cumplimiento de este real decreto, estarán basadas en el principio de precaución y en ningún caso, podrán producir directa o

indirectamente, un deterioro de la calidad del agua de consumo ni aumentar la contaminación de las aguas destinadas a la producción de agua de consumo”. Es decir, nunca podrás mezclar aguas de calidad aceptable como método para hacer potable un agua de pésima calidad como la de la Colada y, en nuestro caso, es

precisamente lo que quieren hacer con la mezcla de ambas aguas. Ya lo dijo el propio Benítez, jefe de producción de agua potable de la zona norte de Córdoba Emproacsa: “Nosotros vamos a realizar un tratamiento al agua de la Colada al mezclarla con la de Sierra Boyera”. Programa Cocul, Culturaenlatierra.com, cope cultura con Fco. Javier López, entrevista Gabriel Benítez, Samuel Moraleda y Daniel Prats. Como ya hemos dicho, nosotros a esto le llamamos “Mierda diluida” y es fruto de los partidos políticos que nos gobiernan, tanto unos como otros, que no quieren invertir en

esta zona porque somos pocos y pasivos, empezando por los alcaldes y terminando por nuestros paisanos de las dos comarcas.

Nos sentimos impotentes al ver cómo nos quieren meter la mezcla, cuando lo ideal sería lo que proponemos a continuación, que

nos daría agua de una calidad buena a excelente. Por todo lo comentado reivindicamos: “señores alcaldes que nos defienden,

tomen nota”: Una potabilizadora en la Colada con sistemas modernos con los procesos descritos en el esquema, u otra posibilidad que veamos totalmente efectiva para obtener agua de calidad de la Colada, sin necesidad de llegar a la mezcla con

otras más limpias como la de Sierra Boyera. Este esquema consiste en una alternativa que sabemos que funciona. Ya lo dijo el

propio Salvador Fuentes, que la ósmosis inversa conseguía los parámetros de la potabilidad sin necesidad de mezclar aguas. (El agua de rechazo, principal inconveniente, se vierte de nuevo al embalse. Esto no se puede realizar en la etap de Sierra Boyera, porque el agua de rechazo no se puede echar al cauce del Guadiato, lo contaminaría). Este sistema consigue un agua osmotizada (“agua purificada, de mineralización débil, que se obtiene mediante el proceso de ósmosis inversa, un tratamiento que libera al agua de sustancias, contaminantes y sedimentos nocivos para nuestra salud. La ósmosis inversa aporta al agua salubridad y calidad”) que bien se remineraliza en la propia etap de la Colada o con la mezcla con el agua apta de Sierra

Boyera pasada por su etap en los depósitos de Cuartanero.

“El resultado sería agua de calidad muy buena-excelente y no el agua mierda que nos quieren dar».

Grupo Técnico del agua zona norte de Córdoba

spot_img

Peñarroya-Pueblonuevo