Más noticias

― Publicidad ―

spot_img
InicioGUADIATOLA POLÍTICA NO INTERESA

LA POLÍTICA NO INTERESA

En las últimas elecciones estamos viendo, como cada vez la política les interesa a menos personas. A pesar, de que es lo que rige y conduce prácticamente cada acción de nuestra vida, la gente está cansada de mentiras, de dimes y diretes, de ocultaciones de unos partidos y otros, de un bando o del otro, la mentira, el doble rasero y la incoherencia están cada vez más arraigadas en el político de turno y en la asimilación por parte de la ciudadanía que o bien agacha la cabeza o pasa “olímpicamente del tema”.

Derecha e izquierda, corrupción sistemática, permisividad ante injusticias, todos se pelean por un mismo fin el sillón ya sea de la Moncloa o del Palacio de la Merced. Políticos que ayudan más por aumentar sus redes clientelares que por mejorar la vida del ciudadano. Políticos capaces de decir de Arnaldo Otegui que era un hombre de paz o que la ETA era un “Movimiento Vasco de Liberación”. Tenemos que parar estos desmanes de nuestros políticos, tenemos que decirles bien alto que estamos hasta el “gorro” de ellos, de que solo procuren su sillón y el aumento de sus cuentas corrientes. Tenemos que decirles que no hay trabajo para otros 500.000 irregulares a los que se va a regularizar su situación (podrán votar y votarán a aquellos partidos que los han regularizado), que no podemos sostener a la gente dándole pagas mientras unos pocos nos “partimos el lomo” por nosotros y por ellos, que primero están los de aquí los que han cotizado muchos años de su vida y hoy ven como un puñado de inmigrantes que han venido de forma irregular, los adelantan por la derecha. Ya está bien de llamar racista a quien dice verdades, a quien quiere simplemente respeto a toda esa gente de España que ha dado muchos años de su vida sudor y sangre para que el estado de derecho se estuviera manteniendo. Ya está bien de aprovecharnos todos estos inmigrantes que trabaja sin papeles por poco más de un plato de comida, enriqueciendo a cuatro sinvergüenzas que se aprovechan de su situación, excusándose que los españoles no quieren hacerlo, claro que no quieren hacerlo, no por una miseria que es lo que pretenden que se cobre por un trabajo de 8 horas y de gran esfuerzo físico. Ya está bien de decir que no hay camareros, que no hay albañiles, que no hay gente que trabaje en el campo, cuando lo que no hay es trabajos correctamente remunerados. El primer culpable de esta situación es la administración pública, en el caso de las obras buscan la “prostitución” de las empresas pidiéndoles que hagan bajas simplemente de locura a un proyecto que ya de por sí ellos saben que están muy por debajo de precios de mercado, sabedores de que hay empresas, que hay empresarios que son capaces de quedarse mancos con tal de no perder la vida, repercutiendo estos ínfimos precios a los trabajadores que no cobran por mucho lo que marca el convenio, jugando con el miedo de estos a quedarse sin empleo.

Estamos dejando una España cortoplacista, en donde nos estamos conformando con no morir nosotros, pero dejándola tan escuálida que nuestros hijos lo pasarán terriblemente mal. Poniendo impedimentos de todo tipo a aquellos que se acercan a invertir. Exigimos prácticamente nada a la gente que dirige nuestro país, nos piden que recordemos la dictadura de Franco y que olvidemos el horror de ETA, que durante tantos años unos y otros han blanqueado. Le damos poca importancia a que gente que quiere destruir nuestro ya de por si maltrecho país, entre dentro de las instituciones. Este fin de semana los herederos políticos de ETA (EH BILDU) no han conseguido por un puñado de votos hacer Lehendakari a su cabeza de lista, jamás había pasado tal cosa y espero que jamás pueda pasar, pero claro ya lo dice el refranero español “de aquellos polvos, estos lodos”

spot_img

Peñarroya-Pueblonuevo