Portada
Actualidad
Opinión
Política
Sociedad
Cultura
Entrevistas
Deportes
Humor
Psicología
Ocio
Curiosidades

Envíanos tu artículo

 
 
Pueblos
Servicios
Hemeroteca
Fotografías
Enlaces Interés
 
 
 
¿Quiénes somos?
Publicidad
Contacto
Localización
Suscripción
 
 
Diseño Web
 
 
 
 
 
Curiosidades
Hoy es Jueves, 18 de Enero de 2018
General
NUESTROS FERROCARRILES EN LA GUERRA CIVIL I
Publicado el 12 de Agosto de 2013, Lunes

Curiosidades -

Si en tiempos de paz el ferrocarril se constituía en eficaz medio de transporte, en tiempo de guerra era una poderosa arma en manos de los ejércitos, hasta el punto de que siendo imprescindible para los movimientos rápidos de tropas y armamento, las poblaciones por las que pasaba se convertían en objetivos de interés estratégico. En el Valle del Guadiato, además, se encontraban los más importantes yacimientos de carbón del sur de España y una industria química y fundiciones que podrían jugar un papel decisivo en la fabricación de armamento, como ya lo hicieran durante la Primera Guerra Mundial. Y por si eso fuera poco, a lo largo de las líneas se encontraban numerosos yacimientos de mineral cuyo laboreo en tiempo de paz no era rentable, pero que en tiempos de guerra sí eran susceptibles de ser explotados, volviendo el ferrocarril a ser el nexo de unión entre todos ellos, como lo había sido años antes.

Por razones evidentes, no se pretende aquí narrar todo lo sucedido en el Valle del Guadiato entre julio de 1936 y abril de 1939, baste indicar, a modo de brevísimo resumen, que la sublevación del ejército nacional triunfó en las ciudades de Córdoba y Sevilla, desde donde este ejército se lanzó a la conquista de toda la zona norte de ambas provincias y del sur de Badajoz y Ciudad Real, lo que no pudo conseguir totalmente. Quedó el frente de guerra estabilizado en el norte de Córdoba desde octubre de 1936 hasta casi el final de la contienda, siendo muchas las acciones militares que sucedieron durante ese periodo y de gran importancia en alguna de ellas la participación del ferrocarril.

Se inicia con este un resumen de la participación que los ferrocarriles tuvieron durante la Guerra Civil en nuestra cuenca minera, que para no hacerlo demasiado tedioso se ha dividido en cuatro partes.

 
 

El inicio de la guerra

En la tarde del 18 de julio de 1936, conociendo el triunfo de la rebelión militar en Córdoba y ante el temor de que desde allí se lanzara ese mismo día una ofensiva contra la cuenca minera, las Juventudes Socialistas de Belmez establecieron controles en los caminos y carreteras que comunicaban con la capital, por lo que la única posibilidad de salir aquel día era esperar los trenes de la noche para ir hacia Córdoba, Almorchón o Puertollano. Fue por ello por lo que esa tarde se concentró en las estaciones de Peñarroya y Belmez una multitud de personas con el fin de tomar alguno de esos trenes en una u otra dirección.

Todo quedó frustrado al convocarse esa misma noche una huelga general ferroviaria en todo el país que paralizó por completo la circulación de los trenes, razón por la que el tren que, procedente de Almorchón, iba hacia Córdoba, quedó retenido en la estación de Belmez. El tren que desde Córdoba venía en sentido ascendente sí que llegó a salir, pero quedó parado en Alhondiguilla, por lo que no llegó a la cuenca minera. El que desde Belmez salía hacia Almorchón y Madrid, que era el mismo que venía de Córdoba, no salió por no haber llegado éste.

En cuanto a los trenes de vía estrecha que salían hacia Puertollano, puesto que la sublevación militar también había triunfado en Pozoblanco, habían quedado suspendidos esa misma tarde y no se permitió la salida de trenes desde Peñarroya en ningún sentido.

A partir de entonces sólo La Maquinilla siguió funcionando con relativa normalidad, aunque acusando la escasa producción en minas y fábricas durante esos primeros meses de guerra. La línea de vía estrecha se puso en servicio para el uso público entre las estaciones de Azuaga y Belmez, y para uso del ejército republicano circularon por esta línea los trenes entre Puertollano y Villanueva de Córdoba, utilizados por batallones de mineros procedentes de la cuenca de Puertollano y que ayudaron a este ejército a tomar Pozoblanco el 15 de agosto, lo que permitió la reapertura de la línea al quedar toda ella en territorio republicano.

Igualmente se reanudó el servicio de la línea desde Belmez hacia Almorchón y Madrid, controlada también por el ejército republicano. Entre Belmez y Córdoba la circulación quedó suspendida. 

 

A finales del mes de septiembre se inició la ofensiva del ejército nacional hacia la cuenca minera. En su libro “La Guerra Civil en Córdoba”, Francisco Moreno Gómez, afirma que eran tres los fines que se perseguían con ello: alejar al ejército republicano de la línea férrea Sevilla-Mérida, que se había convertido en el eje fundamental que tenían los nacionales para los movimientos de sus tropas entre el norte y el sur de España; acabar con las peligrosas concentraciones de obreros anarquistas de Azuaga; y por último, ocupar toda las minas y fábricas de la cuenca del Guadiato, con un evidente interés estratégico y foco de las ofensivas republicanas hacia Córdoba capital. Hay que añadir que en Azuaga y Peñarroya-Pueblonuevo había sendos campos de aviación a disposición del ejército republicano.

El ataque hacia la cuenca minera se planeó al unísono desde Llerena y desde Córdoba, debiendo confluir en una misma fecha en Peñarroya-Pueblonuevo. Se puede comprobar la importancia que se le daría al posible movimiento de tropas por ferrocarril, pues desde Badajoz se haría el ataque siguiendo la línea desde Fuente del Arco hasta Peñarroya y desde Córdoba subiendo por la línea hacia Belmez y Almorchón.

Por el lado extremeño, en seis días, del 21 al 26 de septiembre, se tomaron consecutivamente Ahillones, Berlanga, Azuaga y Granja de Torrehermosa, plantándose a las puertas de Fuente Obejuna, que fue tomada finalmente el 1 de octubre. Para la defensa de este pueblo, que se hizo con la ayuda de los mineros de Puertollano, se enviaron desde Peñarroya unos 50 camiones y un tren repleto de obreros de Peñarroya.

Por la zona de Los Pedroches, una vez conquistado Pozoblanco por el ejercito republicano, la vía estaba abierta entre Peñarroya y Puertollano, y viendo la gravedad de lo que estaba sucediendo, la Sociedad Minera y Metalúrgica de Peñarroya (S.M.M.P.) decidió enviar la mayor parte de las locomotoras y vagones de la vía estrecha a la zona de Puertollano, suponiendo que allí estarían más protegidos de posibles ataques. Sin embargo, un informe del Servicio Militarizado de la S.M.M.P. de octubre de 1937 veía las cosas de otro modo, indicando que:   

"Este ramal de la Compañía de los Ferrocarriles de Peñarroya y Puertollano, filial de la Sociedad de Peñarroya, tiene liberada y en explotación normal solamente su línea de Peñarroya a Fuente del Arco, vía de excepcional importancia por unir, a lo largo del frente, la zona de Córdoba con la de Extremadura.

Las dificultades con que ha habido que luchar para tener organizado este servicio tan importante para la Patria resaltan con sólo señalar que a la entrada en Peñarroya del Glorioso Ejército Nacional, huyeron con los rojos la casi totalidad del personal especializado, quedando únicamente 68 empleados y obreros de un total de 341, y llevándose consigo gran cantidad de material, no dejando más que el siguiente:

2 locomotoras de un total de 23

5 coches de un total de 63

1 furgón de un total de 17

224 vagones de un total de 530

Con todo esmero y fervor patriótico, con trabajo perseverante, y sin tener en cuenta la cuestión económica, se han vencido estas dificultades capacitando nuevo personal, improvisando y alquilando a cualquier precio locomotoras de otros ferrocarriles".

 

Continuará...

 

Fuente: La maquinilla, Asociación para una Vía Verde en el Guadiato

Planos para la construcción de un refugio antiaéreo en la estación de Belmez (Fuente: Archivo de la

Curiosidades : Últimas noticias

“ABANDONO EN LA BARRIADA DE LA GUITA”

"AGOTADA EN UNA SEMANA LA EDICIÓN DE AGOSTO DE GUADIATO INFORMACIÓN Y AZUAGA CAMPIÑA SUR"

CONVOCADA UNA REUNIÓN POR LOS CORTES DE LUZ

  • Comentarios de los lectores
  • No hay comentarios para esta noticia... Se el primero en comentarla!
Comenta esta noticia


Nota: los comentarios serán publicados tras ser revisados, por lo que pueden no aparecer inmediatamente tras ser enviados.
 
Portada - Contactar - Pueblos - Inscripción - Escribe tu artículo - Hemeroteca
Guadiato Información - www.publicacionesdelguadiato.com
Diseño web : azuanet