Portada
Actualidad
Opinión
Política
Sociedad
Cultura
Entrevistas
Deportes
Humor
Psicología
Ocio
Curiosidades

Envíanos tu artículo

 
 
Pueblos
Servicios
Hemeroteca
Fotografías
Enlaces Interés
 
 
 
¿Quiénes somos?
Publicidad
Contacto
Localización
Suscripción
 
 
Diseño Web
 
 
 
 
 
Opinión
Hoy es Martes, 18 de Febrero de 2020
La columna vertebral
Caminos públicos
Publicado el 14 de Abril de 2008, Lunes

Villaviciosa de Córdoba - Opinión -

Este fin de semana, que pasé en el campo, mis hijos se entretuvieron en ordenar los juguetes, para guardar los que ya no usaban o desprenderse de otros ya inútiles. Estaba sentada leyendo, e Isabel, mi hija de 13 años andaba con dos bolsas de muñecas y ropitas ordenándolas, ya que me decía que quería guardarlas de recuerdo. Me iba enseñando las muñecas y me contaba historias de cuando jugaba con ellas (menos de dos años), y me iba contando la que le habían traído los Reyes, la que le había traído de algún viaje, las ropitas que le había cosida la abuela Isabel, etc. Yo la miraba y la escuchaba, y un sentimiento agridulce me iba llenando poco a poco. La veo ya tan desarrollada, tan mujercita, aunque en mi mente está con sus coletas de niña pequeña jugando con las muñecas. Y en esos momentos, recordaba con total nitidez mis años infantiles y adolescentes, los dulces recuerdos que siempre permanecen en la memoria. Y recordaba los juegos en las calles de la ciudad, y la libertad experimentada cuando venía a Villaviciosa o al Viso por el verano. Los años de juventud con utopías, con ganas de comerte el mundo. Ahora, miro a mi hija y siento miedo, porque sé que sentirá momentos amargos, le harán injusticias, le decepcionaran amistades, tendrá desengaños amorosos y familiares. Llegará un día en el que tome conciencia de que el mundo no es fácil, y que depredadores con ropajes de príncipes azules pulularán a su alrededor. Sabrá que la política es una hipocresía, y verá como su madre no podrá solucionarle todos los problemas como hasta ahora. Me da pavor pensar en que la persona que comparta su vida no le tenga respeto o no la valore. Tengo muchos temores, pero también tengo una certidumbre: le enseñaré que hay personas indeseables, y que pasará situaciones en las que se sienta como Sísifo en la montaña, pero que por encima de todo no puede perder la ilusión infantil, las utopías y sueños de esta edad. Yo, con mis 36, sigo pensando que se puede conseguir un mundo mejor, y que los sueños se pueden realizar, o por lo menos, se pueden intentar. Luego, salgan o no, queda ese orgullo personal, y sobre todo, los compañeros que te vas encontrando en el camino. A mi hija le deseo una vida feliz, pero si tiene momentos de caída,  espero que busque en algún rincón del armario sus viejas muñecas, y que al tocarlas piensa que no todo está perdido, y que su madre siempre estará para abrazarla.

Opinión : Últimas noticias

PIN O NO PIN

EL PROBLEMA

COMUNICACIÓN VERBAL DEL DESPIDO

Villaviciosa de Córdoba : Últimas noticias

LA PRUEBA DE MTB DE VILLAVICIOSA CONSOLIDA EL CIRCUITO COMARCAL

LA JUNTA CEDE LA PROPIEDAD DE LA CÁMARA AGRARIA DE VILLAVICIOSA AL AYUNTAMIENTO

VILLAVICIOSA DISPONDRÁ DE UN CAMPO DE FÚTBOL DE CÉSPED ARTIFICIAL Y DOS PISTAS DE PÁDEL CUBIERTAS

  • Comentarios de los lectores
  • No hay comentarios para esta noticia... Se el primero en comentarla!
Comenta esta noticia


Nota: los comentarios serán publicados tras ser revisados, por lo que pueden no aparecer inmediatamente tras ser enviados.
 
Portada - Contactar - Pueblos - Inscripción - Escribe tu artículo - Hemeroteca
Guadiato Información - www.publicacionesdelguadiato.com
Diseño web : azuanet