Portada
Actualidad
Opinión
Política
Sociedad
Cultura
Entrevistas
Deportes
Humor
Psicología
Ocio
Curiosidades

Envíanos tu artículo

 
 
Pueblos
Servicios
Hemeroteca
Fotografías
Enlaces Interés
 
 
 
¿Quiénes somos?
Publicidad
Contacto
Localización
Suscripción
 
 
Diseño Web
 
 
 
 
 
Opinión
Hoy es Domingo, 27 de Septiembre de 2020
Viajeros olvidados, pero contentos y felices
Publicado el 25 de Agosto de 2008, Lunes

Espiel - Opinión -

En la madrugada del día 9 de mayo los vecinos de Peñarroya-Pueblonuevo sufrieron una espantosa gota fría. A las 6.30 horas de esa misma mañana un autobús de viajeros de la empresa López efectuaba su salida a una de las minas.

Imaginémonos que la pavorosa tormenta sorprende a dicho autobús bajando o subiendo la maldita y condenable carretera 432-A, ese actual engendro monstruoso de vía tercermundista, por el que se ven obligados por narices a pasar los viajeros, con destino a Córdoba o viceversa, y siempre en ambas direcciones, deteniéndose en Espiel. Pues bien: cualquier día, y en su horario habitual, un autobús con todos sus ocupantes dentro puede experimentar la imposibilidad de escabullirse de gravísimos problemas de seguridad y estabilidad, materialmente atrapado a merced de las enfangadas aguas, que habrían desbordado los taludes de un lado de la carretera, y del otro, su despeñamiento hacia las profundas simas, donde en inútil e involuntario holocausto a la insensatez, al menosprecio de los ciudadanos, y a la infrahumana insensibilidad cívica de una autoridad inepta, vinculada con este asunto, perderían sus vidas las gentes sencillas, la gente del pueblo, las que no cuentan para nada, las que no tienen voz, pero sí, lamentablemente, el voto de las urnas, estúpidamente dilapidado para la seguridad de sus vidas.

El Ministerio de Obras Públicas y Transportes acogió en su día una queja ciudadana sobre esa anómala conducta de atención hacia los deberes cívicos y, a través de un contundente informe in visu del personal estatal apropiado se confirma que la zigzagueante carretera que, partiendo de Espiel hasta su cima, próxima al cementerio local, tiene como "misión actual dar acceso a las fincas colindantes, ya que el itinerario principal corresponde a la Nacional-432 de Badajoz a Granada, desde donde se puede llegar a todas las localidades colindantes con el trazado de la misma" Añade, además, que la "opción más recomendable sería circular por la N-432 de Badajoz a Granada y acceder a Espiel a través del enlace 219", pues la actual carretera 432-A (por ella sube y baja diariamente el autobús de la empresa López) se halla, "en mal estado de conservación por presentar asfalto desgastado de bajo coeficiente de rozamiento, baches aislados y con algunas grietas, sin arcenes, con taludes y grandes desniveles, en el lado izquierdo y derecho, y con el agravante que éste, con objeto de evitar salidas de la vía, está dotado desde antiguo de vallas semirrigidas de protección lateral en todo el trazado, que solamente sirven para proteger turismos y vehículos de dos ruedas, abundantes las curvas de radio pequeño, algunas con una visibilidad muy reducida. En general, es un tramo estrecho que, para la circulación de vehículos de grandes dimensiones, como el de los autobuses, se hace necesaria la invasión parcial del carril reservado para la circulación en sentido contrario, cuando se circula por las referidas curvas. En cuanto a los pretiles laterales, carecen de efectividad para vehículos de grandes dimensiones como son los autobuses, que ante una hipotética salida de vía, éstos se precipitarían por un desnivel muy pronunciado con evidentes resultados catastróficos de vidas humanas."

Entristece que el señor alcalde de Espiel, al leer esta última admonición, evidentemente terrible, no haya arbitrado todavía el lugar oportuno de parada para viajeros, y ampara su irresponsabilidad y culpabilidad de cualquier infausta calamidad, en la memez de atribuirla a la "fatalidad" -concepto arcaico-, sin más definición que la de ser una arbitrariedad metafísica, sacada de los viejos mitos. Sin embargo, constituye una auténtica insensatez escribir con halago que durante 50 años no ha ocurrido una desgracia en esa carretera 432-A. ¡Cómo se puede complacer cualquier autoridad de una situación tal, que tan sólo depende única y exclusivamente de las aparentes veleidades de los agentes naturales y no de los hombres, salvo en la medida de prevenirla, a fin de disminuir sus catástrofes! Esta debió ser su obligación desde el primer momento que ocupó el sillón municipal y así debió haberlo pensado, cuando desde la planificación de vías del Estado y empezado ya el trazado de la N-432, no obedeció el criterio de Fomento, que señalaba, y aún señala como entrada y salida a Espiel, que se haga por la hijuela 219. Desentendiéndose del asunto de los autobuses de viajeros, que bajan y suben por la execrable 432-A, califico reprobablemente antisocial e inhumana su abstención, y punible su desatención ante una posible catástrofe de vidas humanas.

 

Francisco (D. Córdoba)

Opinión : Últimas noticias

Este curso

Consejos vendo...

Sobrecarga de trabajo: El síndrome de karoshi

Espiel : Últimas noticias

Nuevo positivo por “Coronavirus”, en la localidad de Espiel

La Delegación de Medio Natural de la Diputación realiza actuaciones en cuatro puntos de observación estelar de la provincia

30 Aniversario Manuel Nevado Madrid, memoria de “un dirigente fundamental en el sindicalismo y un comunista de verdad”

  • Comentarios de los lectores
  • No hay comentarios para esta noticia... Se el primero en comentarla!
Comenta esta noticia


Nota: los comentarios serán publicados tras ser revisados, por lo que pueden no aparecer inmediatamente tras ser enviados.
 
Portada - Contactar - Pueblos - Inscripción - Escribe tu artículo - Hemeroteca
Guadiato Información - www.publicacionesdelguadiato.com
Diseño web : azuanet