Portada
Actualidad
Opinión
Política
Sociedad
Cultura
Entrevistas
Deportes
Humor
Psicología
Ocio
Curiosidades

Envíanos tu artículo

 
 
Pueblos
Servicios
Hemeroteca
Fotografías
Enlaces Interés
 
 
 
¿Quiénes somos?
Publicidad
Contacto
Localización
Suscripción
 
 
Diseño Web
 
 
 
 
 
Opinión
Hoy es Lunes, 16 de Julio de 2018
POR FÉLIX SUÁREZ
DESMEMORIA HISTÓRICA
Publicado el 15 de Junio de 2018, Viernes

Opinión -

No hará mucho tiempo que ha sido promulgada la Ley Andaluza de Memoria Democrática. Su logro más visible hasta la fecha, hasta donde uno sabe, ha sido una agria polémica en Córdoba capital en torno al cambio de nombre de una serie de calles y avenidas. Para eso parece que sí hay presupuesto y algo de voluntad, para eso y para flores cada 14 de Abril. Para nada más, según parece.

Servidor entiende que hay cosas más urgentes a las que destinar financiación: sanidad, educación, infraestructuras… Lo entiendo, lo sé perfectamente. Pero ¿qué cuesta implementar un plan, a largo y medio plazo, para poco a poco ir exhumando y dando digna sepultura a los represaliados? No pido que sean enterramientos individuales, ya que si no se pueden identificar los restos y nadie los reclama, pues no se puede pero, si se puede, que tales enterramientos colectivos dignos sean provisionales hasta que las familias se puedan hacer cargo. Pero es algo necesario, sí necesario.

Hay miles de personas por todo el país, ya entrados en años, de nonagerios para abajo, que no saben dónde están enterrados sus padres, sus mades, abuelos y abuelas y hasta bisabuelos. Si nuestra constitución dice claramente que ningún español ha de ser objeto de discriminación, aquí hay discriminación clara, puesto que el Estado (que ha cambiado la forma de organización de dictadura a democracia, pero el Estado español no ha dejado de existir) promulgó un decreto en 1940 para la exhumación de los represaliados del bando vencedor de la guerra. No es lógico, ni justo, ni humano (sobre todo esto último) que a estas alturas los vencidos no tengan reconocido ni financiado de los poderes públicos, dicho derecho. Esto que digo no es revanchismo, conocí a combatientes del otro bando, algunos fueron familiares míos también (si bien sin ideología, simples reclutados por quinta), y a estas alturas no anida en mi espíritu rencor alguno, ni contra ellos ni contra sus descendientes, entre los que también tengo amistades.

Lo que pido es justicia y equidad en el trato, no eternos y absurdos debates políticos que parecen más encaminados a captar votos y echar porquería unos partidos contra otros, que a hacerle bien alguno a las víctimas y a sus descendientes. El trato que se da desde las instituciones, sea el color que sea el político de turno que las ocupe, me da más vergüenza que otra cosa. Veo inacción, politiqueo y ni un céntimo, eso es lo que veo y, como español, se me cae la cara de vergüenza. 

Lo mismo opino de que no sean procesados los presuntos torturadores del tardofranquismo, aquellos que estén con vida, lógicamente, puesto que cometieron crímenes de lesa humanidad y, si en Francia, juzgaron a Klaus Barbie, el torturador de las SS que huyó a Sudamérica 40 años después de cometidos los crímenes, cuarenta años después de cometidos hemos de juzgar los acaecidos en España ¿Acaso nuestro régimen es menos democrático que el francés? Obviamente no, por tanto es lógico y deseable que se revoquen las leyes de punto final de la transición y que dichos presuntos torturadores sean llevados ante un tribunal como es debido. Si en Argentina, treinta años después de cometidos los crímenes de la dictadura militar de Videla, Lanusse y Galtieri, fueron revocadas las leyes de punto final de Raul Alfonsín y llevados ante la justicia los criminales, ya va siendo hora de que aquí hagamos lo mismo, sin revanchismos, porque entre las presuntas víctimas no los hay y, quien los quiera ver, se equivoca, sólo claman por una justicia que les es denegada. 

 

Si los principios de la reforma que vivió el Estado español como institución son los de la igualdad, la justicia y la equidad, tal cual refleja la carta magna, ya va siendo hora de que en este asunto se apliquen y que su aplicación sea efectiva y no mero papel. El tiempo transcurrido desde los hechos no es obstáculo, no es excusa, sólo es tiempo, los hechos, no han cambiado.

Opinión : Últimas noticias

“ESCUCHAR…DIALOGAR…CONSENSUAR”

LA CASA DE LAS MENTIRAS

GAMIFICACIÓN Y GESTIÓN DE PERSONAS (RRHH)

  • Comentarios de los lectores
  • No hay comentarios para esta noticia... Se el primero en comentarla!
Comenta esta noticia


Nota: los comentarios serán publicados tras ser revisados, por lo que pueden no aparecer inmediatamente tras ser enviados.
 
Portada - Contactar - Pueblos - Inscripción - Escribe tu artículo - Hemeroteca
Guadiato Información - www.publicacionesdelguadiato.com
Diseño web : azuanet