Portada
Actualidad
Opinión
Política
Sociedad
Cultura
Entrevistas
Deportes
Humor
Psicología
Ocio
Curiosidades

Envíanos tu artículo

 
 
Pueblos
Servicios
Hemeroteca
Fotografías
Enlaces Interés
 
 
 
¿Quiénes somos?
Publicidad
Contacto
Localización
Suscripción
 
 
Diseño Web
 
 
 
 
 
Opinión
Hoy es Sábado, 23 de Junio de 2018
POR CARLOS RAMÍREZ
SIN CONCIENCIA
Publicado el 16 de Abril de 2018, Lunes

Opinión -

Siglos atrás, las civilizaciones empezaron a pensar que, el ojo por ojo que se venía ejecutando tras los siglos, no era la mejor solución y nos dimos nuevas reglas de juego, que lo llamamos justicia; la de la espada para ejecutar sentencia, la de la venda para impartirla sin mirar a quién y por último la balanza del bien y el mal.

En los últimos tiempos venimos con una mala onda de la banalización del mal, una sociedad con individuos crueles, creando una desconfianza de la sociedad, o la disyuntiva si la propia sociedad hace al individuo cruel o inestable para cometer atrocidades.

Durante muchos días hemos tenido el corazón en un puño, buscando a un pequeño pececito que sólo quería ser feliz, sonreír, y la sinrazón lo llevó al mar del cielo. Un episodio que hemos vivido en vilo, como aquella chica que quería salir con sus amigas , convirtiéndose en el más fatídico verano de su vida, o aquella chiquilla que quería disfrutar de su día a día en las bonitas tierras sevillanas. Da igual la situación, al fin y al cabo esta sociedad está herida.

Años atrás llegó un libro a mis manos "Sin conciencia", el análisis de la sicopatía y los trastornos que incitaban a hacer el mal; lo que lleva a preguntarnos si lo que sucede en la actualidad es un tema puntual o algo endémico de la sociedad. La primera consideración es que hay individuos que son incapaces de ver el mal, dando lugar a conductas fuera de los estándares de la ética y la moral, creen sus propias mentiras y crean un papel (rol) a raíz de su personalidad. Al fin y al cabo el 1 % de la población lo es.

A raíz de esto hay una sola opción. Si hay una consumación de un delito, de lugar a la aplicación de  la justicia y sobre todo que haya elementos penales que lleven a la consumación de las penas como puede ser la prisión permanente revisable.

Aquí debemos ver que la integración del individuo de nuevo sociedad es parte del sistema penal, pero muchos de ellos no se pueden adaptar a la sociedad, por tanto debemos tener claro, que la sociedad clama por la revisión porque no queremos nunca más pasar días de angustia por la sicología enferma de algunos.

 

Este país necesita que se apliquen las leyes, y no se tumben por cuestiones políticas, por cuestiones electorales, al fin y al cabo cualquier individuo puede verse involucrado en un hecho doloroso de manos de individuos "sin conciencia". 

Opinión : Últimas noticias

“ESCUCHAR…DIALOGAR…CONSENSUAR”

LA CASA DE LAS MENTIRAS

DESMEMORIA HISTÓRICA

  • Comentarios de los lectores
  • No hay comentarios para esta noticia... Se el primero en comentarla!
Comenta esta noticia


Nota: los comentarios serán publicados tras ser revisados, por lo que pueden no aparecer inmediatamente tras ser enviados.
 
Portada - Contactar - Pueblos - Inscripción - Escribe tu artículo - Hemeroteca
Guadiato Información - www.publicacionesdelguadiato.com
Diseño web : azuanet