Portada
Actualidad
Opinión
Política
Sociedad
Cultura
Entrevistas
Deportes
Humor
Psicología
Ocio
Curiosidades

Envíanos tu artículo

 
 
Pueblos
Servicios
Hemeroteca
Fotografías
Enlaces Interés
 
 
 
¿Quiénes somos?
Publicidad
Contacto
Localización
Suscripción
 
 
Diseño Web
 
 
 
 
 
Sociedad
Hoy es Martes, 16 de Enero de 2018
ECONOMÍA
LOS PELIGROS DE LAS TARJETAS DE CRÉDITO
Publicado el 19 de Enero de 2017, Jueves

Sociedad -

En ocasiones es común encontrarse con stands en los que se ofrece una tarjeta de crédito de algún banco y se dan todas las facilidades. Siempre hay quien encuentra que tener una nueva tarjeta de crédito es algo positivo, por mucho que sepamos que son una herramienta que conlleva sus peligros si no se usa con precaución.

Las tarjetas estimulan la tentación de gastar de más porque no crean la misma sensación de valor que los billetes. Es mucho más sencillo afrontar un pago con tarjeta que sacar de la cartera un montón de dinero en efectivo.

Esto provoca que el gasto acumulado sea mayor, y consiguientemente, que los intereses vayan aumentando. Y ahí es donde está el gran peligro, porque el pago de una cuota fija nos hace creer que siempre estamos pagando lo mismo, cuando en realidad la deuda crece y crece.

Las tarjetas son una especie de trampa psicológica, un auto engaño con el que nos permitimos gastar más allá de lo aconsejable por nuestra situación económica.

De hecho, son innumerables los casos de personas que han acabado en la bancarrota por no llevar un control adecuado de los gastos cargados a su tarjeta. Pagar el mínimo y gastar siempre por encima de dicha cantidad tiene como consecuencia crear un agujero que luego resulta virtualmente imposible de cubrir.

¿Hay que evitar las tarjetas?

Las tarjetas de crédito no son para todo el mundo. No es necesario evitarlas si se es capaz de mantener un estricto control y se va saldando la deuda sin hacer nuevos gastos. Pero si no se tiene la suficiente fuerza de voluntad, y la tentación de usarlas es demasiado alta, es mejor romperlas y buscar otra alternativa.

Los microcréditos, por ejemplo, son una forma de llevar un control mucho más estricto, ya que los pagos han de liquidarse a 30 días y no puede solicitarse otro hasta no haber sido saldado el anterior.

De este modo, quienes tienen tendencia a gastar con la tarjeta sin control alguno, pueden dar solución a ese grave problema, ya que no tendrán más remedio que devolver el dinero para poder disponer de crédito nuevamente. Una estrategia que elimina la posibilidad de incurrir en grandes deudas que sean imposibles de pagar con el paso del tiempo.

Sociedad : Últimas noticias

CRUZ ROJA COMIENZA A REPARTIR ENTRE LAS FAMILIAS LAS DONACIONES DE SU CAMPAÑA DE JUGUETES

NAVIDAD DEPORTIVA EN EL HOTEL COMENDADOR

ENTREVISTAMOS A JAIME SUÁREZ, RESPONSABLE DE LA EMPRESA “TRANSPORTES URGENTES MRW”

  • Comentarios de los lectores
  • No hay comentarios para esta noticia... Se el primero en comentarla!
Comenta esta noticia


Nota: los comentarios serán publicados tras ser revisados, por lo que pueden no aparecer inmediatamente tras ser enviados.
 
Portada - Contactar - Pueblos - Inscripción - Escribe tu artículo - Hemeroteca
Guadiato Información - www.publicacionesdelguadiato.com
Diseño web : azuanet