Portada
Actualidad
Opinión
Política
Sociedad
Cultura
Entrevistas
Deportes
Humor
Psicología
Ocio
Curiosidades

Envíanos tu artículo

 
 
Pueblos
Servicios
Hemeroteca
Fotografías
Enlaces Interés
 
 
 
¿Quiénes somos?
Publicidad
Contacto
Localización
Suscripción
 
 
Diseño Web
 
 
 
 
 
Psicología
Hoy es Lunes, 10 de Diciembre de 2018
¿ASTENIA O FATIGA?
Publicado el 12 de Mayo de 2013, Domingo

Eva Calderón

Psicología -

La astenia es un estado patológico duradero, que sobreviene y persiste en ausencia de esfuerzo inhabitual y que mejora muy poco o nada con el descanso, a diferencia de la fatiga. Parece indicar la saturación de la capacidad de reestructuración del organismo y una administración ineficaz de los recursos por el sistema activador reticular, una vía neuronal implicada en el control de la vigilia, la atención y la motivación.

La astenia representa uno de los flagelos del final de este milenio; el 65% de la población en general refiere haber sufrido astenia física o mental en los dos años precedentes. Estos pacientes consultan primero a su farmacéutico o médico general, por lo cual la astenia es una de las quejas más frecuentes que escuchan los médicos generales; justifica el 10% a 20% de todas las consultas. En la clasificación clínica de la astenia, más del 55% de los casos se consideran como astenia funcional, que afecta en su mayor parte a personas jóvenes y activas.

La astenia en personas jóvenes y activas puede definirse según tres niveles. En orden sucesivo, las preguntas son: ¿se trata realmente de astenia?, ¿es funcional u orgánica?, ¿cuáles son las manifestaciones clínicas?

El Síndrome de astenia auténtico trata de un cuadro que no mejora con el descanso, a diferencia de la fatiga, y que presenta manifestaciones clínicas variadas y de múltiples formas de presentación:

. Alteración del estado general (81,5%).

. Trastornos del sueño (74,6%).

. Fatiga intelectual: pérdida de memoria, atención y concentración (67,1%).

. Trastornos del apetito (65,3%).

. Trastornos sexuales (21,7%)

. Fatiga muscular y disminución de la resistencia física (77%).

. Estrés (57,8%).


Clasificación clínica de la astenia

. La astenia funcional (55,3%) es reactiva en el 63,3% de los casos y se debe sobre todo a exceso de trabajo, estrés o factores psicológicos, esencialmente neuróticos. Es psiquiátrica en el 36.7% de los casos (depresión).

. La astenia orgánica representa el 44,7% de los pacientes asténicos.

La astenia funcional es más frecuente por la mañana, varía con el tiempo y mejora sólo en parte con el descanso. No se relaciona cronológicamente con el esfuerzo y los pacientes carecen de signos objetivos de una causa orgánica. La astenia funcional se acompaña de síntomas subjetivos en ausencia de enfermedades psiquiátricas:

. Fatiga muscular (rigidez, calambres, sensación de agotamiento o incluso de desfallecimiento, cansancio con esfuerzos mínimos)

. Fatiga intelectual (atención lábil, dificultad para concentrarse, pérdida de memoria, lentitud mental)

. Alteración de la percepción del mundo externo (intolerancia a los ruidos, la luz, zumbidos de oídos, vértigo, visión borrosa)

. Disminución de la vitalidad sin manifestaciones de depresión (pérdida de iniciativa, inhibición, pérdida de interés, desaliento)

. Trastornos de la personalidad (hipersensibilidad al ambiente, irritabilidad, pérdida del control emocional)

. Dolor variado y errático -cambiante- (dolor torácico, cefalea, dolor abdominal)

. El sueño sólo está ligeramente alterado o, por el contrario, hay una necesidad apremiante

. Rara vez hay pérdida de apetito

. A veces hay pérdida de la libido

. Debe destacarse que no suele haber ansiedad y, si aparece, es en un grado mínimo.

El tratamiento preventivo de la astenia es esencial para impedir la automedicación.

Se recomienda una estrategia normalizada, constituida por historia clínica, exploración, investigación y tratamiento.

Evaluación inicial de la astenia

Examen físico

Radiografía de tórax

Análisis de sangre

Diagnóstico causal positivo de la astenia, basado esencialmente en la exploración clínica

Primero, es fundamental excluir cualquier causa orgánica y confirmar la naturaleza funcional del proceso. A continuación, se debe investigar la causa de la astenia funcional:

- Exceso de trabajo

- Mayor gasto físico

- Intensa actividad intelectual

- No prestar atención a la sensación de fatiga ("síndrome del ejecutivo joven")

- Falta de descanso con menos horas de sueño

- Hábitos perjudiciales (alcohol, tabaco, estimulantes, etc)

Todas estas características pueden combinarse, dependiendo de las circunstancias (modo de vida urbano, trabajo estacional, vuelos transoceánicos -jet lag-, preparación de exámenes, deportes competitivos, etc).

Estrés con tensión psicológica particularmente intensa y persistente

Causa psiquiátrica como trastornos de ansiedad o de la personalidad, depresión.

Tratamiento

El tratamiento comprende diversas combinaciones de:

Disminución del trabajo y descanso

Eliminación de la estimulación traumática

Reorganización de las tareas

Desdramatización

Supresión de los hábitos perjudiciales

Intervención psiquiátrica, dependiendo de la etiología (causas):
· Tratamiento psiquiátrico y seguimiento
- Psicoterapias (de distintas orientaciones) 
- Ansiolíticos
· Antidepresivos

Antiasténico polivalente del tipo de la sulbutiamina.

Noticia redactada por :

Eva Calderón

Psicología : Últimas noticias

LOS TRASTORNOS PSICOLÓGICOS MÁS HABITUALES DE LOS PAÍSES DESARROLLADOS

PROPÓSITOS PARA EL AÑO NUEVO

ABUEL@S: UN AMOR INCONDICIONAL

  • Comentarios de los lectores
  • No hay comentarios para esta noticia... Se el primero en comentarla!
Comenta esta noticia


Nota: los comentarios serán publicados tras ser revisados, por lo que pueden no aparecer inmediatamente tras ser enviados.
 
Portada - Contactar - Pueblos - Inscripción - Escribe tu artículo - Hemeroteca
Guadiato Información - www.publicacionesdelguadiato.com
Diseño web : azuanet